10 octubre 2015

La inteligencia artificial ya es equiparable a la de un niño de cuatro años

           
Programábamos máquinas para realizar tareas, ahora las programaremos para que aprendan. Es el reto de nuestra generación. Ya hemos visto de lo que son capaces los ordenadores al interpretar patrones, jugar al ajedrez o resolver problemas de aritmética, pero ¿y si probamos su capacidad con pruebas más humanas?

Es lo que se propuso y realizó el MIT Technology Review, enfrentando a la Inteligencia Artificial a un test de coeficiente intelectual. El estudio fue realizado por la Universidad de Illinois en colaboración con un grupo de investigación de IA en Hungría usando el proyecto de código abierto ConcepNet del MIT (publicado en arxiv).

La máquina logró obtener una puntuación normal para un niño de 4 años de edad, pero por debajo del promedio de niños de entre 5 y 7 años. El test está diseñado para evaluar la capacidad intelectual verbal de niños de entre 2 y 7 años dividido en 14 partes. Es descrito por sus creadores como una prueba "que refleje la capacidad general de una persona de actuar según su propósito, de pensar racionalmente, y de interactuar adecuadamente con su entorno."

Lo interesante es por qué no obtuvo más puntuación y las limitaciones a las que se enfrentarán — o se enfrentan más bien — las compañías de software que desarrollan software de Inteligencia Artificial. Las máquinas todavía no entienden bien el contexto y suelen entender las frases de forma literal. Algunos verbos pueden emplearse para dar otro significado a la siguientes palabras de una frase, algo que una persona entiende y una máquina todavía no.

Curiosamente, detectar limitaciones es una buena noticia, no mala. En realidad pruebas así son la predicción más convincente de que la Inteligencia Artificial podrá llegar y superar a la media de los humanos. Las limitaciones ayudan a dilucidar lo que está por venir.

Es más, en la actualidad ya se podría haber mejorado la puntuación usando sistemas de comprensión verbal artificiales como Google Now que no sólo realizan ya un trabajo aceptable sino que son uno de los principales focos de mejora de sus respectivas compañías. La comprensión de lo que se pide es el mayor impedimento, ya que la capacidad de memorizar y calcular es abismalmente superior al de nosotros, las personas.

Hemos tardado más de medio siglo en desarrollar ordenadores que lleguen hasta aquí. Pero el avance es exponencial, no lineal y todas las grandes compañías de software están aquí. Los próximos 5 años pueden superar al progreso realizado en estos últimos 50.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario