26 octubre 2014

Advertencias para los que practican la zoofilia

           
En Brasil es mucho más frecuente en el cáncer de pene que en Europa. Pero ¿qué tiene que ver esto con la zoofilia? Para los veinte médicos que firmaron una investigación en The Journal of Sexual Medicine podría haber cierta relación.
A pesar de que las encuestas sexuales distan de ser un método fiable para introducirse en la alcoba, en una encuesta a 492 hombres de entre 18 y 80 años que procedían de regiones rurales y pobres de Brasil, casi el 35 % admitió haber mantenido penetrado a un animal o varios. De esos 492 hombres, 18 sufrían cáncer de pene.
En el estudio se correlaciona que los hombres que habían mantenido más relaciones sexuales con animales sufrían cáncer de pene.
Los animales predilectos para fornicar, por orden de preferencia, son las yeguas, las burras, los mulos, las cabras, las gallinas, las terneras, las vacas, los perros y las perras, los corderos y las ovejas, los cerdos y las gorrinas. Casi el 40 % de los hombres que confiesan haber fornicado con animales lo hacen a menudo, al menos una vez a la semana.
Pero ¿qué relación podría haber entre cáncer de pene y cáncer de pene? Lo explica así Pierre Barthélémy en su libro Crónicas de ciencia improbable:
En primer lugar, el contacto frecuente con las mucosas animales y los microbios que las pueblan, y en segundo lugar, al empezar su vida sexual introduciendo el miembro viril en orificios que no están realmente adaptados a él, los zoófitos pueden multiplicar los microtraumatismos, le que les expondrá más a la enfermedad. Los amores bestiales se revelan, pues, como amistades peligrosas. En la mayoría de los casos, el tratamiento de la enfermedad implica una amputación parcial o total de la verga.
Fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario