13 agosto 2014

Las hormigas podrían ser clave para controlar el calentamiento global

           
Las hormigas tienen un gran poder para eliminar dióxido de carbono del ambiente, lo que ayuda al enfriamiento del clima.
Las hormigas son animales increíblemente organizados e igualmente molestos. La gente tiende a dar un manotazo o aplastarlas por gusto cuando se siente amenazada por estos bichitos que te pueden sacar una buena roncha. Espero que lo siguiente cambie tu modo de ver a las hormigas, pues estos pequeños insectos juegan un papel crucial en el secuestro de carbono que ayudan al enfriamiento global.
Un estudio publicado en la revista Geology revela que, conforme las hormigas han ido creciendo en número, se ha convertido en el agente climático biológico más poderoso del mundo. Algunas especies de hormigas transforman los minerales de la tierra para crear carbonato de calcio, conocido también como piedra caliza.
Durante la formación de la piedra caliza, las hormigas eliminan una pequeña cantidad de dióxido de carbono del ambiente, uno de los gases que causan el efecto invernadero. En cierta forma, las hormigas son capaces de cambiar el ambiente, pues multiplicando esta acción por las enormes cantidades de hormigas que hay en el mundo, el carbono capturado se vuelve significativo.
Este proceso de fabricación de piedra caliza es un modelo a pequeña escala del proceso de refrigeración masiva que se da en los océanos que se conoce como secuestro de carbono. Para que te des una idea de lo importante que es este proceso, los depósitos marinos de piedra caliza contienen más carbono "almacenado" del que está presente en la atmósfera actualmente.
Ronald Dorn, de la Universidad Estatal de California comenzó a estudiar el proceso que llevan a cabo las hormigas desde hace 25 años. Enterró arena en 6 sitios diferentes en las Montañas Catalina en Arizona y el Cañón Palo Duro en Texas. Cada 5 años desenterraba un poco de arena para medir la descomposició de olvino y plagiocasa por la exposición de agua, el efecto de los insectos y las raíces de los árboles.
Así fue como Dorn descubrió que las hormigas descomponen los minerales del suelo de 50 a 300 veces más rápido que la arena depositada en el suelo intacto por la acumulación de piedra caliza en los hormigueros. No se sabe a ciencia cierta cómo se transforman los granos de arena en piedra caliza pero sí que el carbono queda atrapado en ella.
Como ves, las hormigas no son tan molestas como creías. Es importante cuidar a estos animales y no destruir sus hormigueros, pues estas colonias son clave para combatir el calentamiento global. Tenemos que aprender a vivir en el mismo planeta con los animales pues algunos tienen funciones mucho más importantes que las nuestras en él. 
Fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario