03 abril 2013

Se casan 60 años después de haber sido novios

         
Esta es una linda historia de amor. En el año 1950,  Eileen de 16 años, conoció a Warner, de 17, los chicos vivían en Smethwick, Inglaterra. Poco a poco por medio de salidas y recorridos por las calles se dieron cuenta que estaba naciendo un gran amor, tenían muchas cosas en común y la necesidad de verse más seguido iba creciendo. Finalmente cuando ella tenía 18 y él 19 decidieron comprometerse, pero el padre de la joven se oponía ya que alegaba que eran muy jóvenes para un compromiso de esa clase. Poco a poco la pareja dejaba de verse ya que el trabajo de Warner tenía un horario complicado.
Dos años después terminaron su relación y siguieron con sus vidas. Eileen se caso con Jack y estuvieron juntos por 54 años hasta que él falleció, tuvieron dos hijos.
En tanto, Warner también se casó con una joven con la que duró 53 años y con quien tuvo tres hijos. La relación se prolongó hasta la muerte de la esposa.
Años más tarde, un amigo en común le contó a Eileen lo de la muerte de la pareja de Warner, y esta decidió llamarlo para darle las condolencias.
Con el pasar del tiempo comenzaron conversar, a recordar los tiempos que estuvieron juntos. Un buen día, Warner se armó de valor e invitó a Eileen a una cita formal, el encuentro fue hermoso, ambos se sentían como adolescentes y floreció ese sentimiento que ambos creían que estaba apagado.
Unos meses después Warner le propuso matrimonio a Eileen, 60 años después de haber sido novios. En la ceremonia asistieron familiares de la pareja.
“Tanto Eileen y yo nos preguntamos a menudo que hubiera pasado si las cosas hubieran sido diferentes”, afirmó el esposo. Agregaron que fueron muy felices con sus parejas, pero que el primer amor nunca se olvida.