30 marzo 2013

La ausencia de amigos es tan mala como el alcoholismo o la adicción al tabaco

        
La ausencia de amigos es tan malo como el alcoholismo o la adicción al tabaco. Un estudio realizado por Julianne Hold-Lunstad, de la Universidad de Brigham Young (EE UU), y publicado en PLoS Medicine estimaba que la falta de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarros al día. Tras realizar un seguimiento a 300.000 personas durante siete años, Hold-Lunstad y sus colegas demostraron que no tener amigos es más perjudicial para la salud que llevar una vida sedentaria o, incluso, ser adictos al alcohol. 
Tras realizar un seguimiento a 1.500 personas durante una década, científicos australianos han llegado a la conclusión de que en los individuos con un amplio círculo de amigos el riesgo de fallecer se reduce un 22%. “Estar conectados con otros es esencial para vivir más años”, concluían los investigadores en la revista Journal of Epidemiology and Community Health. Si somos víctimas del cáncer, el efecto resulta aún más evidente. En 2006, un estudio de la Universidad de California (EE UU) sobre 3.000 mujeres que padecían cáncer de mama reveló que las enfermas sin amigos íntimos eran cuatro veces más propensas a fallecer debido al tumor que las que tenían diez o más amigos.
Un reciente estudio de la Universidad de Duke (EE UU) con un millar de pacientes solteros afectados por patologías cardíacas reveló que, transcurridos cinco años, solo sobrevivía el 50% de los enfermos que no contaban con un amigo de confianza, frente al 85% de supervivientes entre aquellos pacientes que tenían al menos una relación de amistad sólida.
El papel que juegan los amigos en la infancia es crucial. Por un lado, evita la obesidad porque, según un estudio publicado en Annals of Behavioral Medicine, “la socialización actúa como sustituto de la comida” y evita el abuso de alimentos que potencian el sobrepeso. Además, Russ Jago, de la Universidad Bristol (Reino Unido), ha demostrado que la actividad física de los niños aumenta considerablemente cuando juegan con sus mejores amigos. Por otra parte, la depresión en la infancia está directamente relacionada con la ausencia de amigos, como ha comprobado William Bukowski en una investigación publicada en la revista Development and Psychopathology.
Usando resonancia magnética funcional, John Cacioppo y sus colegas de la Universidad de Chicago (EE UU) han demostrado que tener amigos modifica el funcionamiento del cerebro, concretamente de la región del estriado ventral, asociada a las recompensas. Según los autores del estudio, las neuronas de esta región se activan en mayor número y con más intensidad si estamos bien acompañados que si llevamos una vida solitaria. Un dato a tener en cuenta dado que el estriado ventral es un área crítica para el aprendizaje.
Es mejor ponerse una inyección o curarse una herida en presencia de un amigo. Según un estudio publicado hace algunos años en la revista Psychosomatic Medicine, la percepción del dolor se reduce cuando una persona a la que consideramos cercana está físicamente presente.
Fuente

26 marzo 2013

Modelo brasileña sube fotos a internet amamantando a un becerro

        
Sabrina Boing Boing, modelo y DJ brasileña que además es imitadora de Pamela Anderson, se fotografío en un camino rural amamantando a unos becerros.
La modelo se refirió a este hecho de la siguiente manera: "algunas cosas no tienen que tener sentido, simplemente valen la pena".
La brasileña asegura ser una "amante de los animales" y afirma haberse tomado "toda clase de fotos" junto a ellos.
Las fotos colgadas en la cuenta de Instagram de Sabrina han generado polémica y una lluvia de comentarios y críticas.
        
        
        
Fuente

25 marzo 2013

¿Cuántas calorías se gastan al hacer clic con el mouse?

        
Ahora por fin tendrás una excusa cuando te digan que sueltes la silla del computador y dejes de jugar Minecraft, para que salgas a estirar las piernas a la calle y conozcas una brillante bola de fuego en el cielo que da calor y luz, pues una publicación japonesa asegura haber calculado cuantas calorías se queman utilizando el botón del mouse.
Según los autores de “Convierte cualquier cosa a calorías”, publicado por PHP Science World Shinsho, en el que calculan el gasto energético de cientos de actividades de la vida cotidiana, presionar el botón del mouse gastaría alrededor de 1,4 calorías.
Para realizar este cálculo se estimó que mover los músculos de un dedo índice de 10,8 centímetros cúbicos con un peso de 11,7 gramos gastaría 195 micromoles de adenosín trifosfato (ATP). Esto se basaría en que se gastan unos 16,7 micromoles de ATP en mover un gramo de músculo por un segundo, y que hay 7,3 calorías de energía en un mol de ATP.
Una anotación añadió de que para facilitar los cálculos se asume un músculo completamente contraído, por lo que el gasto de calorías además es un poco menor.
Incluso puedes desarrollar un pequeño musculo, así que levanta la mano con orgullo si tienes la marca que tienen muchos tienen…

         Fuente

La sal mata anualmente a 2,3 millones de personas

         
La sal estuvo implicada durante 2010 en 2,3 millones de muertes en el mundo debidas a ataques al corazón y otras cardiopatías, un 40% de ellas prematuras, según un estudio internacional llevado a cabo por 488 científicos en 50 países de todo el mundo y dado a conocer en un encuentro de epidemiología de la Asociación Americana del Corazón. No en vano, el 75 por ciento de la población mundial consume casi el doble de la cantidad diaria recomendada de sodio (sal).
De acuerdo con la investigación, la ingesta de sodio a través de los alimentos preparados, la sal de mesa y condimentos como la salsa de soja que se añaden al cocinar alcanzó una media cercana a 4.000 mg al día en 2010. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar el sodio a menos de 2.000 mg al día y la Asociación Americana del Corazón aconseja reducir la ingesta de sodio a menos de 1.500 mg diarios, especialmente en mayores de cincuenta años con riesgo de hipertensión.
De los países más grandes del mundo, el estudio revela que los que más muertes por consumo de sal sumaron fueron Ucrania (2.109), Rusia (1.803) y Egipto (836). En el extremo opuesto, los que menos casos de muertes por exceso de sodio presentaron fueron Qatar (73), Kenia (78) y Emiratos Árabes Unidos (134).
Para reducir la ingesta de sodio, la Asociación Americana del Corazón recomienda evitar en la dieta a "los 6 salados", nombre con el que agrupa a seis tipos de alimentos con abundante sal: el pan y la bollería salada, las carnes curadas y la chacina, las pizzas, los bocadillos y hamburguesas, la sopa enlatada, y el pollo asado y sus derivados. Además, es conveniente no consumir aquellos productos en cuyo etiquetado aparezca un contenido de sodio superior a 200 mg de sodio por porción.
Fuente

23 marzo 2013

La música; ¿medicamento para el corazón?

         
El matemático griego Pitágoras decía que la música curaba el alma. Ahora, las investigaciones del cardiólogo Predrag Mitrovic demuestran que, consumida en dosis diarias como ´medicamento´, la música también cura y refuerza nuestro corazón. Según lo descubierto por este médico serbio, una buena selección del género musical, la tonalidad y el tempo de una composición tienen efectos positivos en los pacientes con enfermedades cardíacas, porque inicia la secreción de endorfinas, las conocidas como hormonas del placer. "Cuando se segregan en cantidad suficiente, reducen las frecuencias cardíacas y causan la caída de la presión arterial, lo que es lo más importante cuando el corazón está dañado", explica el doctor Mitrovic.
Su ´receta´ prescribe que la música, seleccionada para cada paciente por separado, se tome dos veces al día, con una dosis mínima de 12 minutos cada una, tiempo necesario para poner en marcha los complejos mecanismos en el organismo que dan buen efecto.
Las investigaciones de Mitrovic, cardiólogo en el Centro clínico de Belgrado y docente en la Facultad de Medicina, se realizaron entre 2002 a 2009, con varios experimentos de dos años de duración. La investigación no ha parado desde entonces, con diferentes enfoques y, según el médico serbio, los resultados son alentadores.
“El estudio se hizo en los pacientes previamente operados de corazón, con "baipás", que después sufrieron un infarto cardíaco. Más tarde, observamos también otros pacientes", explica el cardiólogo, aficionado de la música desde la infancia.
La idea inicial de vincular música y problemas cardiacos nació hace más de doce años, cuando cobraban popularidad los conceptos de que la "vida dulce" se recomienda sólo en cantidades muy reducidas. Con consumir un vaso de vino tinto, un poco de chocolate pero con alto porcentaje de cacao, unas cuantas almendras o avellanas al día, y actividades físicas moderadas bastaba. Y ¿qué pasaba con el consumo de la música?. ¿Había que limitarlo o controlarlo de alguna manera?, se preguntó entonces Mitrovic.
Al escuchar música empezó primero a seguir sus propias reacciones, medirse la presión arterial y el latido del corazón, y notó algunas regularidades. "Decidí investigar si es posible controlar la música, darla al paciente como se toman medicamentos, en dos o tres dosis, y si esa música que se receta al paciente tiene efecto de medicamento", dice.
Para establecer con exactitud la reacción del enfermo a la música clásica, jazz, rock, pop o folclórica, observó el movimiento de sus pupilas, un complejo mecanismo neurológico que refleja el efecto en el organismo. Además del género, es necesario determinar la tonalidad y el tempo, otros dos elementos clave, según sus investigaciones, para elaborar recopilaciones musicales específicas para cada paciente. Se cambian las composiciones cada dos o tres meses para que los pacientes no se acostumbren y pierdan la concentración necesaria.
Se usa, ante todo, la música instrumental, para evitar que las letras provoquen emociones adicionales. La música clásica da un efecto positivo en la mayoría de los enfermos, indistintamente de sus preferencias musicales. "Lo esencial es que cada paciente tenga su música, porque cada uno reacciona a la música que le gusta y también a la que agrada a su organismo. Cada persona es una historia por sí", explica.
La investigación abarcó 740 pacientes, divididos en dos grupos iguales, con características similares. Un grupo tenía incluida la música entre los medicamentos que tomaban. Los controles y análisis regulares mostraron que en el grupo al que se aplicaba música hubo menos ataques cardíacos, anginas de pecho, muertes y nuevas operaciones y, también, una notable caída de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.
Los resultados fueron presentados por primera vez en un congreso de cardiólogos europeos en Barcelona en 2009. Desde entonces, el doctor Mitrovic comparece con los estudios actualizados en prácticamente todos los congresos internacionales de cardiología. El potencial de investigación es enorme y el equipo de Mitrovic, junto con gastroenterólogos, ha empezado a investigar si la música aplicada reduce la excesiva excreción de acidez que puede causar úlcera, ya que el efecto de la música discurre por el nervio vago, tanto para el estómago como para el corazón.
Fuente

21 marzo 2013

Hugh Laurie desarrolló una cojera de verdad y problemas en las rodillas al fingir que cojeaba al interpretar a House.

        
Tras interpretar durante varios años al doctor House, el actor británico Hugh Laurie terminó teniendo problemas en la cadera y las rodillas.
El personaje de House cojeaba de su pierna derecha debido a un infarto muscular en el muslo por el que le tuvieron que amputar el tejido muerto.
Interpretar al popular médico fue duro para Laurie. Caminar pretendiendo tener una cojera requería mucho trabajo de caderas y rodillas, algo que su cuerpo terminó pagando. Además el tener vivir en Los Ángeles apartado de su familia también le afectó psicológicamente.
Fuente

Se compró un tazón chino en 3 $ y lo vendió en millones

         
Un tazón chino de más de mil años de antigüedad que perteneció a la Dinastía Song del Norte se vendió en una subasta en Nueva York por US$2,2 millones.
Lo curioso del caso es que el cuenco fue comprado por apenas US$3 en un garaje en Nueva York en 2007.
Un subastador de la casa Sotheby's dijo que el artículo estaba expuesto en la repisa de la chimenea de una familia que residía en la ciudad estadounidense, que no tenía ni idea de su valor real.
El tazón desató una batalla de pujas antes de ser adquirido finalmente por el comerciante de Londres Guiseppe Eskenazi.
Sotheby's había estimado originalmente que el tazón, que mide tan sólo 12,7 centímetros de diámetro, se vendería por U$300 mil como máximo.
Eskenazi, reconocido como uno de los comerciantes más importantes de arte oriental del mundo, pagó más de siete veces su valor estimado.
El comerciante de arte entró en una "prolongada" lucha con otros tres coleccionistas, según la casa de subastas.
Sotheby's comentó que el tazón es un "ejemplo extraordinario y de excepcional belleza de la cerámica Song, célebre por su encapsulamiento delgado, su cuerpo fino casi blanco y su esmalte de color marfil".
El único tazón conocido de la misma forma, tamaño y de casi idéntica decoración ha permanecido en la colección del Museo Británico en Londres desde hace más de 60 años, después de haber sido concedido al museo por el destacado coleccionista británico Henry J. Oppenheim en 1947.
Según Sotheby's, las cerámicas de la Dinastía Song son cada vez más buscadas por los coleccionistas de arte chino.
Fuente

18 marzo 2013

El “ME GUSTA” humano más grande del mundo

        
Más de 2400 personas participaron en Lulea, Suecia, intentando un nuevo Guinness World Record , al formar un enorme LIKE de Facebook.
El “pulgar para arriba” fue en homenaje al nuevo servidor concentrador de Facebook instalado en la localidad de Lulea. Lulea fue seleccionada por su acceso a la energía renovable a partir de plantas hidroeléctricas y su clima muy frio que permitiría mantener a las ultra computadoras a bajas temperaturas.
El evento se llevó a cabo el último sábado, día número 75 del año 2013, celebrando también que la población ha superado los 75000 habitantes.
El pulgar para arriba, símbolo famoso de “ME Gusta” del botón de Facebook se presentó ante el Guinness World Record , en la categoría la mayor mano humana formada en el hielo.
Según el Guinness, el record mundial de la mayor mano humano, fue establecido en marzo de 2012 cuando 849 participantes en la ciudad de San Juan, Puerto Rico, lograron la hazaña para celebrar una campaña de Nestlé de alimentación saludable.
Por lo pronto, la ciudad aspira a obtener la foto con más “me gusta” en Facebook, honor que hasta el momento aun pertenece a la foto del presidente estadounidense Barack Obama la noche en que gano su primer elección, con más de 4 millones de “Me Gusta”.
Fuente

06 marzo 2013

El pesimismo sobre el futuro prolonga la vida de los mayores

        
Las personas mayores que tienen bajas expectativas de un futuro satisfactorio podrían ser más propensas a vivir vidas más largas y saludables que aquellos que ven que anticipan días futuros más brillantes, sugiere un estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología (APA).
"Nuestros hallazgos revelan que el ser demasiado optimista en la predicción de un futuro mejor se asocia con un mayor riesgo de discapacidad y muerte en la siguiente década ", afirma el autor principal de la investigación, el psicogerontólogo Frieder R., de la Universidad de Erlangen-Nuremberg de Alemania, en un comunicado de la APA emitido a través de newswise.
"El pesimismo sobre el futuro puede animar a la gente a vivir más cuidadosamente, tomando precauciones para su salud y seguridad". El estudio ha sido publicado en la revista Psychology and Aging.
Lang y sus colegas examinaron los datos recogidos entre 1993 y 2003 por el German Socio-Economic Panel, una encuesta anual que abarca a aproximadamente a 40.000 personas de entre18 y 96 años de edad.
Los investigadores dividieron estos datos en grupos de edad: de 18 a 39 años, de 40 a 64 años y de 65 años en adelante. A través de entrevistas personales, a los encuestados se les pidió que calificaran su nivel de satisfacción vital y que estimasen cuál sería este dentro de cinco años.
Un lustro después de esta primera entrevista, el 43% del grupo de mayor edad había subestimado su satisfacción futura, el 25% la había predicho con exactitud y el 32% la había sobrestimado, según los análisis.
Estos revelaron asimismo que el incremento en la sobrestimación de la satisfacción vital futura estaba relacionado con un aumento del 9,5% en discapacidad informada y del 10% en el riesgo de muerte.
Dado que tener una perspectiva más oscura del futuro a menudo resulta más realista, las predicciones pesimistas de los adultos mayores sobre su satisfacción futura pueden resultar más precisas.
Por el contrario, el grupo más joven tenía las perspectivas más optimistas, mientras que los adultos de mediana edad fueron los que hicieron unas predicciones más precisas y los que se hicieron más pesimistas con el paso del tiempo.
"Sorprendentemente, también constatamos que una salud estable y buena, así como un buen nivel de ingresos se asociaron con un mayor deterioro en las expectativas, en comparación con aquellos individuos que tenían mala salud o e ingresos bajos", afirma Lang. "Por otra parte, se encontró que los mayores ingresos estaban relacionados con un mayor riesgo de discapacidad".
Características del estudio
Los investigadores midieron la satisfacción de los encuestados sobre su vida actual y futura en una escala del cero al 10, y la exactitud de sus predicciones estableciendo las diferencias entre la satisfacción esperada informada en 1993 y la satisfacción real notificada en 1998.
Además analizaron los datos para determinar las diferencias de edad en satisfacción vital estimada; la precisión en la predicción de la satisfacción vital; la edad, el género y las diferencias en niveles de ingresos, en relación con la estimación de satisfacción vital; y las tasas de discapacidad y muerte registradas entre 1999 y 2010.
Otros factores, tales como enfermedades, tratamientos médicos o pérdidas personales, podrían haber propiciado también el estado de salud de los participantes, según el estudio.
El optimismo ayuda en situaciones negativas
Los hallazgos realizados no contradicen las teorías que señalan que el optimismo no realista sobre el futuro puede ayudar a que las personas se encuentren mejor cuando se enfrentan a situaciones negativas, como una enfermedad terminal, aclaran los autores.
"Sostenemos, sin embargo, que los resultados de los pronósticos optimistas, precisos o pesimistas pueden depender de la edad y de los recursos disponibles", afirma Lang.
"Estos descubrimientos arrojan nueva luz sobre cómo nuestros puntos de vista pueden ayudar o dificultar la adopción de medidas que aumenten las posibilidades de una vida larga y saludable", concluye el experto.
Fuente