16 febrero 2013

Mató a su esposo por encontrarlo viendo porno

         
La vallisoletana María Reyes García-Pellón se encuentra detenida en Estados Unidos por matar a su marido, el ex jugador de baloncesto Matthew White, en su vivienda de Media (Pennsilvania). 
Según recogen diversos medios digitales, la mujer habría confesado que sorprendió a White, ex jugador del CB Valladolid, mientras veía un vídeo de pornografía con "niñas jóvenes". Los relatos indican que cuando él se encontraba ya dormido en la cama, bajó a la cocina a por un cuchillo y se lo clavó en el cuello.
De hecho, diversos medios indican que fue un vecino quien avisó del suceso, por lo que la policía se desplazó hasta el lugar de los hechos y encontró a la mujer cuando conducía un vehículo familiar.
La mujer está acusada de asesinato en primer grado por estos hechos y está detenida sin fianza en la cárcel del condado de Delaware. 
White fue un conocido jugador en su período en la Universidad del Estado de Pennsilvania (Penn State). Durante los años 1976 al 79, fue una de sus principales estrellas. En su última temporada en este equipo formó parte del quinteto que llegó a la final de la liga universitaria de Estados Unidos, la NCAA. De esta época se recuerda también el récord logrado para su Universidad al convertirse en el jugador con mejor porcentaje de tiros a canasta con más de 200 encestes. Posteriormente jugó en los Portland Trail Blazers de la NBA al ser seleccionado en la quinta ronda del Draft del 79 y también en equipos españoles como el Miñón Valladolid --embrión del Forum Filatélico y el actual Blancos de Rueda--, Náutico de Tenerife, Granollers o Granada.
Su actividad en el baloncesto español termina en la temporada 83-86 en la que solo jugó partidos amistosos en las filas del Cacaolat Granollers mientras estaba a la epera de obtener la nacionalidad española.
Fuente

1 comentario:

  1. ¡Eso son celos! Pues imagino que una persona así que es capaz de llegar a eso por tan poco ya ha tenido que dar muestras anteriormente de su desequilibrio mental, la víctima debió divorciarse de ella y no consentir unos celos tan desmesurados pero claro, los de fuera vemos más fácil cómo debe actuarse que los que lo sufren.
    Un abrazo Ronald.

    ResponderEliminar