17 octubre 2012

Así era un disco duro de 1GB en 1987

       
El primer disco duro que se fabricaba data de 1956, cuando IBM ponía a la venta el IBM 350, el cual podía almacenar hasta cinco millones de caracteres. A través de los años, diferentes empresas del sector se encargaban de fabricar distintos tipos de discos duros, cada uno de ellos con más capacidad que el anterior.
En el año 1964 salía a la venta el disco IBM 2311, el cual tenía capacidad para almacenar 7,25 MB. Un año después, en 1965, se ponía a la venta el IBM 2314, que contaba con una capacidad de 29 MB. Por aquél entonces la capacidad era muy pequeña, nada que ver con las piezas de los ordenadores que existen en la actualidad.
       
No fue hasta el año 1980 cuando IBM lanzó el disco duro IBM 3380, el cual tenía una capacidad de 2,52 GB. Por supuesto, esta cantidad de almacenamiento supuso un adelanto significativo en el sector de la informática, ya que permitía a los usuarios guardar distintos tipos de archivos en una pieza de hardware de alta capacidad. Para conseguir este tipo de disco duro, los técnicos de la empresa tuvieron que construirlo utilizando una nueva tecnología de película fina que les permitió alcanzar una tasa de transferencia de 3 MB por segundo. El tiempo de acceso era de 16 ms, y el precio de la pieza estaba entre los 81.000 $ y los 142.200 $.
Sin embargo, aunque se realizaron diversos avances en las tecnologías de los discos duros, los investigadores de las distintas empresas siguieron trabajando con el fin de fabricar nuevas unidades con una mayor capacidad de almacenamiento.
Hace pocos años se desarrollaban nuevas tecnologías que permitían alcanzar capacidades de hasta 1 TB, pero actualmente se pueden encontrar discos duros de muchos TB. No obstante, se siguen investigando nuevas características para conseguir mejores discos, y la tecnología de almacenamiento flash promete mucho.
Fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario