11 julio 2012

¿Sabías que tu estado de ánimo puede estar muy ligado a tus niveles de vitamina D?


La depresión es uno de los problemas a la salud más comunes de la sociedad occidental de esta época. Antes se le consideraba una “enfermedad de poco riesgo”, pero este concepto ha ido cambiando a medida que se conoce más sobre esta dolencia, que puede lograr que la infelicidad de una persona termine incluso en la muerte.
Doctores de la Sociedad de Endocrinología de EE.UU, han realizado varios estudios para determinar las facultades de la vitamina D. Los primeros resultados han arrojado que la vitamina tiene muchas posibilidades de curar problemas como la depresión y la diabetes. Sin embargo, consumir mucha vitamina D puede traer un efecto secundario muy desagradable: la dependencia a esta vitamina, para no sentirse miserable.
Lo que buscan los endocrinólogos en la “D”, es conocer a cabalidad sus resultados en el tratamiento de la depresión, ya que de esta manera se podría prescindir de los costosos y peligrosos antidepresivos solo recetando multivitamínicos. El problema es que sus efectos son muy inestables y los doctores aun no pueden asegurar que la vitamina no perjudique aun más el ánimo a largo plazo.
“La vitamina D puede tener un efecto muy bueno en primera instancia, pero aun no está comprobado y podría incluso agravar la depresión” dijo el endocrinólogo del Centro Médico de Doyer, Delawere, Sonal Pathak.
La falta de vitamina D no solo afecta a estado de ánimo, también es signo de diabetes o de pérdida rápida de peso. Por ahora los científicos seguirán investigando sobre los peligros de consumir demasiada vitamina D.
De todos modos, si realmente ayuda a subir el ánimo y a la depresión es mejor tomar suplemento vitamínico D o darse uno 20 minutos de baño de sol al día, antes que enfrascarse en antidepresivos tan fuertes como el clonazepam, donde si está comprobado lo mucho que cuesta dejarlos, al igual que muchas medicinas” de la industria farmacéutica.

1 comentario:

  1. Parecía ser una solución sana y fácil y me dejan como estaba ¡Vamos que hay que aguantarse de momento!
    Buena información para decidir en caso de que quieran vendernos la moto.
    Besos.

    ResponderEliminar