29 junio 2012

Las fotos de los seres queridos ayudan a superar el estrés

Un SMS y otras cosas que recuerden momentos positivos estabilizan el estado psicológico de una manera muy efectiva.
Los científicos de la Universidad Cornell (EE.UU.) demuestran que las fotos de los parientes y los buenos recuerdos que provocan luchan contra la depresión mejor que cualquier medicamento y hacen a una persona estar menos receptiva a las emociones negativas. Los investigadores han llevado a cabo una serie de experimentos. Primeramente los participantes deberían recordar una experiencia mala. Después ellos tenían que recordar a una persona querida o a los tiempos cuando su madre los cuidaba. Finalmente a los voluntarios les mostraban una foto de su madre, de una persona querida o de una desconocida. Los impulsores del estudio han revelado que los individuos que recordaban los momentos buenos de su vida o miraban la foto de sus parientes, controlaban de una mejor manera su estado psicológico y estaban menos propensos a padecer una depresión. Según los expertos, este método, recurrir a los recuerdos positivos, especialmente mirando la fotografía de una persona querida, puede ayudar de una manera muy efectiva a los que no son capaces de superar el estrés. Una de sus ventajas es que no demanda mucho esfuerzo y puede ser empleado en cualquier momento. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista ´Journal of Personality and Social Psychology´. “Si se muda, ponga una foto de su ser querido en el frigorífico. Si recibe un SMS cariñoso, guárdelo en su teléfono para releerlo después, en un momento difícil,” aconseja Emre Selcuk, uno de los autores del experimento.
Fuente

27 junio 2012

Hallan a un anciano que llevaba muerto seis meses frente al televisor

La protagonista de esta historia seguramente no volverá a ir a ver ningún piso en alquiler sin acompañante. Y es que la última vez que lo hizo se llevó un susto de muerte. La mujer estaba interesada en un piso que había visto en un anuncio de alquiler en Gronau (Alemania). Como nadie respondía a sus timbrazos en el interior, avisó al gerente del edificio, y se dirigieron a las ventanas para ver si había alguien en la casa. Y en efecto, lo había, pero no como ellos hubieran deseado: encontraron al anterior propietario, un jubilado, muerto frente al televisor. Pero la verdadera sorpresa vino cuando la policía se presenció en el piso: al lado del cadáver encontraron una guía de televisión abierta por el día 10 de enero, por lo que sospechan que el hombre llevaba ahí seis meses.
El anciano, de 72 años de edad, habría muerto por causas naturales, pero llama la atención que su ausencia pasara totalmente desapercibida para los vecinos. “Apenas salía de casa y no tenía familia en Gronau”, manifestaron posteriormente.
Fuente

26 junio 2012

Se metieron con la chica equivocada

Priscilla Dang, de 23 años, se encontraba trotando por un barrio de Vancouver, Washington (Estados Unidos), cuando fue interceptada por dos adolescentes, de entre 16 y 18 años, que iban a bordo de una bicicleta.
Uno de los delincuentes se puso frente a ella e hizo contacto visual, mientras que el otro la tocó por detrás.
El hecho desató la ira de la joven, quien lleva estudiando el kung fu los últimos 18 años en una escuela de artes marciales, propiedad de su familia.
Dang puso contra el suelo al muchacho que estaba frente a ella y le hizo pedir perdón, luego se fue contra el segundo adolescente que no paraba de lanzarle insultos.
"Creo que se metieron con la chica equivocada”, les dijo Dang.
Sin embargo, uno de los jóvenes sacó una navaja de bolsillo y se dieron a la fuga, pero fueron detenidos por la policía minutos más tarde.
El joven de 18 años de edad, identificado como Josías Sullivan, se enfrenta a cargos de asalto en cuarto grado, mientras que el adolescente de 16 años, se enfrenta a una audiencia ante un fiscal de menores.
Fuente

24 junio 2012

El portador de la antorcha pide matrimonio durante la ruta

Una de las tantas curiosidades que acontecen en el paso de este representativo objeto, en su trigésimo primer día de recorrido, uno de los relevistas pidió matrimonio a su pareja mientras completaba parte de su ruta.
El británico David State, de 25 años, procedente de Redcar (noreste de Inglaterra), se aproximó a su pareja, Christine Langham, y, ante el estupor de los cientos de aficionados presentes en las calles de Marske-by-Sea, se arrodilló, sacó un anillo y le pidió matrimonio.
Langham, embarazada de ocho meses, le dio el "sí" a State visiblemente emocionada entre los aplausos de los sorprendidos espectadores.
David, después besar a Christine, cogió de nuevo la antorcha y tras decirle: "ahora me tengo que ir", siguió corriendo hasta completar los 300 metros de recorrido que cubre cada relevista.
"Todavía estoy en shock. Lo vi corriendo e intenté no llorar, pero entonces se acercó, se puso de rodillas y me lo dijo. Estoy muy orgullosa de él, soy una chica con suerte", dijo Christine mientras se recuperaba de la sorpresa.
Desde su llegada al Reino Unido el 18 de mayo y hasta su entrada triunfal en el Estadio Olímpico de Londres el próximo 27 de julio, (2012) la llama sagrada recorrerá cerca de 13.000 kilómetros a manos de unos 8.000 relevistas, que cubrirán unos 300 metros cada uno.
Fuente

Los madrugadores son más felices que aquellos que trasnochan

Un estudio reveló que las personas que duermen bien y se levantan más temprano son más felices que las que se desvelan. “Investigaciones anteriores han sugerido que los madrugadores se sientes más felices que las personas que se desvelan”, asegura Renee Biss, investigador de Universidad de Toronto, según información publicada en Live Science.
La investigación fue llevada a cabo en dos grupos, el primero de 435 adultos con edades entre los 17 y 38 años de edad y el segundo de 297 adultos mayores, entre los 59 y 79 años.
El estudio descubrió que a los 60 años la mayoría de la gente son madrugadores. "Encontramos que los adultos mayores poseen una mayor emoción positiva que los adultos jóvenes y  eran más propensos a ser de tipo madrugador", dijo Biss.
Otro de los datos interesantes que arrojó la investigación, fue que los madrugadores eran más saludables. Esto se puede deber a que tienen un mejor descanso en comparación con los trasnochadores. Además de sentirse más alertas, dormir bien mejora el sistema inmunológico.
“No sabemos exactamente a qué se deba, pero hay algunas posibles explicaciones. Los trasnochadores son más propensos al jet lag social, esto significa que su reloj biológico está desincronizado con su reloj social.
"Una persona que trasnocha puede sentirse infeliz porque tienen que levantarse más temprano de lo que quisiera", finalizó Biss.
Fuente

21 junio 2012

Encuentran la silueta de Mickey Mouse sobre planeta Mercurio

La nave Messenger que la NASA envió a Mercurio se ha encontrado con una sorpresa con la que no contaba. Seguramente no tiene ningún valor científico, pero sí ha hecho sonreír a más de uno: la agencia espacial americana ha encontrado, tan lejos de la Tierra, la huella de Mickey Mouse.
La silueta de una mujer en la superficie de Marte, pensativa mientras era captada por una cámara de la NASA, ha hecho correr ríos de tinta. Por supuesto, no se trataba ni de una extraterrestre ni de una turista espacial en viaje de placer, pero su análisis dio mucho que hablar. También otras sorprendentes imágenes halladas en Marte o la Luna. Ahora se une otra muy especial: el influjo de Walt Disney ha llegado a Mercurio.
Sin posibilidad, esta vez, de elucubración alguna, la NASA ha distribuido una curiosa imagen tomada por la nave Messenger en la superficie de Mercurio, que reproduce con una sorprendente exactitud la silueta de Mickey Mouse, el personaje más conocido y emblemático de Walt Disney.
La escena ha sido tomada al noroeste del cráter bautizado como Magritte, en el sur del planeta. La imagen de la silueta de Mickey Mouse está formada por una acumulación de cráteres más extensa conocida en la superficie de Mercurio, y fue tomada en un momento concreto, cuando el Sol estaba muy bajo en el horizonte, para acrecentar las sombras.
La nave espacial Messenger es la primera en orbitar alrededor del planeta Mercurio, y tiene como misión especial desentrañar la evolución del planeta de nuestro Sistema más cercano al Sol.
Durante la primera fase de la expedición la nave ha tomado 88.746 imágenes y una extensa relación de datos que analizan los astrónomos de la NASA. De ellos se espera sacar importante información con la que hasta ahora no se contaba.
La nave se encuentra ahora en una segunda etapa de su misión, de un año de duración, de la que se esperan obtener otras 80.000 imágenes. El objetivo de es crear un mapa global del planeta, un modelo tridimensional de la magnetosfera y estudiar sus cráteres. De todo este material saldrá, se espera, un interesante caudal de información, y quizás algún que otro guiño inesperado como el del ratón de Disney.
La nave Messenger fue lanzada rumbo a Mercurio el 3 de agosto de 2004, y entró en órbita alrededor del planeta el 18 de marzo de 2011. Una vez cumplido su primer año terrestre de vuelo, se encuentra ahora en la fase de ampliación de su viaje.

20 junio 2012

Hallan el lugar exacto del cerebro donde se origina el amor

 
Enamorarse toma exactamente 0,5 segundos, ése es el tiempo en que el cerebro responde liberando compuestos químicos cuando se encuentra "a la persona amada",  hace mucho tiempo comprendimos que el amor -más que en el corazón- es un proceso cerebral.
Los estudios de neurociencia han demostrado muchas cosas sobre cómo funciona nuestro cerebro.
El amor activa una zona llamada núcleo estriado, que es la misma que se activa con la adicción a las drogas.
Sabemos, por ejemplo, dónde se almacenan los recuerdos, dónde se controla la ira y el miedo y dónde razonamos para resolver problemas.
Sin embargo se sabe muy poco sobre una de las emociones humanas más poderosas y complejas: el amor.
Ahora una nueva investigación internacional encontró el sitio exacto donde se originan los sentimientos que experimentamos cuando estamos enamorados.
Según los científicos de la Universidad de Concordia, en Canadá, el sitio donde se ubica el amor está vinculado al lugar donde se origina el deseo sexual, pero ambos están separados.
Y el estudio demostró que el amor está en la misma zona cerebral de la adicción a las drogas, señalan los investigadores.
Los estudios del cerebro ya han demostrado que las emociones humanas se originan en el llamado sistema límbico, un conjunto de estructuras importantes que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras.
En esta región se controlan una serie de funciones que incluyen las emociones, la conducta, la atención, el estado de ánimo, la memoria, el placer y la adicción, etc.
Hasta ahora, sin embargo, había sido muy difícil ubicar el lugar exacto del amor, porque tal como señalan los expertos, a diferencia de otras emociones "concretas" como la ira o el placer, el amor es mucho más complejo y abstracto y parece involucrar muchas áreas del cerebro.
La nueva investigación, en la que también participaron neurocientíficos de las universidades de Sycaruse y Virginia Occidental en Estados Unidos y el Hospital Universitario de Ginebra en Suiza, revisó 20 estudios que habían analizado la actividad cerebral del amor y el deseo sexual.
En los estudios se había sometido a los participantes a escáneres de FMRI (imágenes de resonancia magnética funcional) para observar la actividad de su cerebro mientras estaban comprometidos en tareas relacionadas a imágenes eróticas o a observar la fotografía de la persona de quien estaban enamorados.
Los resultados de los estudios revelaron que dos estructuras del cerebro en particular, la ínsula y el núcleo estriado, eran las responsables tanto del deseo sexual como del amor.
La ínsula es una porción de la corteza cerebral que está plegada en una zona entre el lóbulo temporal y lóbulo frontal, mientras que el núcleo estriado está localizado cerca, en el cerebro anterior.
Los científicos observaron que tanto el amor como el deseo sexual activan diferentes áreas del núcleo estriado. El área que se activa con el deseo sexual se activa también con otras cosas que producen placer, como la comida, pero el área del núcleo estriado que se activa con el amor es mucho más compleja.
Y aunque también se activa con el placer o deseo sexual, sólo funciona cuando hay algo con "un valor inherente" para activarla, dicen los científicos.
"Nadie había colocado estos dos sentimientos juntos para ver cuáles eran los patrones de activación" explica el profesor Jim Pfaus quien dirigió el estudio.
"No sabíamos qué encontraríamos, pensamos que ambos estarían completamente separados. Pero resultó que el amor y el deseo activan áreas específicas pero vinculadas en el cerebro".
"Mientras el placer sexual tiene un objetivo muy específico, el amor es más abstracto y complejo y por lo tanto menos dependiente de la presencia física de otra persona" agrega.
Algo que sorprendió a los científicos fue encontrar que la zona del núcleo estriado que se activa con el amor también está asociado a la adicción a las drogas.
Según el profesor Pfaus, esto tiene sentido.
"El amor realmente es un hábito que se forma con el deseo sexual y que recompensa a ese deseo" dice el científico.
"Y en el cerebro el amor funciona de la misma forma como cuando la gente se vuelve adicta a las drogas" agrega el profesor Pfaus.
Así que os recomiendo olvidar esa vieja costumbre de regalar o dibujar un corazón como símbolo de amor, actualmente correspondería la imagen de un cerebro…
Fuente

19 junio 2012

¿Por qué tenemos cosquillas y nos reímos cuando nos las hacen?

¿Que son las Cosquillas?
Las cosquillas son reacciones nerviosas que tenemos en diversas partes de nuestro cuerpo ante toques de una persona u objeto exterior a este. Estas producen risa y pueden ser placenteras en un principio pero molestas después de un largo período.
Pueden ser utilizadas como manera de coqueteo, como fetiche, o como tortura. En el caso de los animales se utiliza muchas veces para jugar con las crías y para crear vínculos más cercanos entre la familia.
Se suelen utilizar como forma de coqueteo en la etapa adolescente.
En algunas personas puede ser un fetiche, que puede tener diferentes variaciones. Las cosquillas estimulan el deseo sexual y en algunas personas este estímulo es más agudo que en otras. La psicóloga Christine Harris, de la Universidad de California, determinó experimentalmente que las axilas son las partes del cuerpo más sensibles a las cosquillas, seguidas por la cintura, el cuello, las costillas, los pies y las rodillas, en orden decreciente. A su vez, en una investigación Harris y Christenfeld resolvieron que la risa por cosquillas no refleja el mismo estado mental que la risa producida por la comedia y el humor.
Se han estudiado varios posibles orígenes a las cosquillas, no necesariamente excluyentes y que puede ser mejor considerarlos como complementarios; las cosquillas no son un comportamiento exclusivo del hombre, se presentan en diversos animales y son bastante comunes en los mamíferos, de lo cual cabría esperar que su origen es anterior al del hombre, y las peculiaridades en el mismo no se deberían al origen del mecanismo, sino a adaptaciones posteriores. Se puede dividir a las cosquillas en débiles y fuertes, las últimas de momento solo observados en los primates. El origen de las cosquillas puede deberse a su operación como un mecanismo que afianza los vínculos familiares, sociales, y su función como un estímulo sexual, aunque esta última función se ha relegado en los tiempos contemporáneos a un papel más discreto de una connotación sensual y no directamente sexual.
Últimamente las personas se han aprovechado de esta sensación del cuerpo y han hecho compañías y videos que se dedican a conseguir hombres y mujeres jóvenes y pagarles mucho dinero para grabarlos mientras les hacen cosquillas en todo su cuerpo, pero las leyes no toman esto como pedofilia puesto que ellos acceden a ser cosquilleados.
Las cosquillas también pueden estrechar la relación padre - hijo, puesto que los niños son los que más les gustan cosquillas.
¿Cuál es la justificación evolutiva de las cosquillas?
La risa como respuesta a las cosquillas ya se produce en los primeros meses de vida.
Las cosquillas que se llevan a cabo entre niños también podría ser una fortalecimiento del mecanismos de defensas. En 1984, el psiquiatra Donald Black, de la Universidad de Iowa, advirtió que muchas partes del cuerpo propensas a las cosquillas, como el cuello o las costillas, son también más vulnerables en el combate. Dedujo así que los niños aprenden de esta manera a proteger esas partes durante los juegos con cosquillas.
En las cosquillas también podría estar el origen de la misma risa humana. La risa, en realidad, responde a las relaciones sociales. La risa es una forma de decir al otro: te entiendo, estamos en sintonía. Por eso reímos con más frecuencia cuando hay gente alrededor y los demás ríen y no cuando estamos solos. (Por eso las risas enlatadas funcionan en las comedias de la tele).
Reímos fundamentalmente porque la risa es una especie de lubricante emocional que une a los padres con sus hijos durante los años más vulnerables del desarrollo. Los padres conectan más rápidamente con sus hijos cuando éstos se ríen. Y los hijos reirán con una frecuencia mucho mayor que cualquier adulto. El juego de hacer cosquillas al bebé, por ejemplo, es una constante en todas las culturas. Y el niño puede reír, incluso, ante la perspectiva de cosquillas.
En los pies también tenemos muchas cosquillas, sin embargo, el pie derecho siente más cosquillas que el pie izquierdo, en la mayoría de casos, tal y como constataron en los años 1980 científicos italianos. En 1998, dos investigadores de la Universidad de Stirling repitieron el experimento usando un dispositivo que garantizara un estímulo constante: se pegaba en la planta del pie con una varilla de nylon en tres ocasiones a intervalos de un segundo.
Uno de los experimentos más extraño a propósito de las cosquillas fue el llevado a cabo por Clarence Leuba, un profesor de psicología de la universidad de Ohio, que decidió hacer cosquillas a mansalva por allá 1930. La intención era comprobar que la risa no era algo innato y que las personas aprendían a reirse por necesidad, cuando se les hacía cosquillas.
Leuba probó a hacer cosquillas a su propio hijo, obligando al resto de la familia a permanecer serios. Pero el experimento se le frustró cuando descubrió a su esposa jugando con el niño, haciéndole cosquillas, y riendo.
Leuba no se rindió y volvió a probar con su hermana.
En definitiva, un jadeo rápido puntuado por oclusiones glóticas, ja-ja-ja, la risa, nos hace sentir bien. La risa, incluso, se enlata y se reproduce una y otra vez para dar empaque a las comedias de la televisión: la primera vez fue en 1950 acompañando a The Hank McCune Show. La risa es omnipresente y tiene un gran poder, además de ser contagiosa, pero ignoramos todavía mucho sobre sus fundamentos neurológicos.

¿Por qué un@ no se puede hacer cosquillas a sí mism@?
La respuesta está en la parte posterior del cerebro, en un área llamada cerebelo, que es la encargada de monitorear los movimientos que hacemos. El cerebelo puede predecir las sensaciones de alguien cuando esa misma persona realiza los movimientos que la causan, pero no puede hacerlo cuando otros lo hacen.
Cuando uno trata de hacerse cosquillas a si mismo, el cerebelo predice la sensación y entonces se cancela la respuesta del cerebro a la cosquilla.
Fuente

18 junio 2012

Un ser humano es un ecosistema bípedo que lleva a cuestas un número de microbios tan elevado que supera al de sus propias células.

Identificar y censar a estos microorganismos “es como explorar un nuevo planeta desconocido”, aseguran los científicos del consorcio del Proyecto Microbioma Humano, que tras cinco años de trabajo ha dado a conocer las secuencias del genoma de los microbios que viven en el cuerpo humano en catorce artículos, dos de ellos publicados por la revista Nature y doce en las revistas PLoS. “Igual que ocurrió con el Proyecto Genoma Humano hace una década, el proyecto Microbioma Humano pretende servir de base para futuros estudios de la salud y la enfermedad humana”, asegura Dirk Gevers, coautor de los artículos.
Según los cálculos de los investigadores, ya se han identificado entre el 81% y el 99% de todos los géneros de microorganismos en adultos sanos. Las muestras usadas en el proyecto fueron obtenidas de diferentes zonas del cuerpo, incluyendo vías respiratorias, piel, cavidad oral, tracto digestivo y vagina. Los donantes fueron 242 individuos sanos con edades comprendidas entre 18 y 40 años.
La composición de estas comunidades de microorganismos (microbiota) ha resultado ser sorprendentemente diversa y abundante. Además, los microbios pueden variar no solo de una parte a otra del cuerpo sino también de una persona a otra. Por ejemplo, los individuos de una misma comunidad comparten tipos similares de bacterias en su saliva. Sin embargo, las bacterias de la piel son muy dispares entre dos personas que viven cerca.
El metagenoma del microbioma humano podría contener 8 millones de genes codificantes de proteínas, es decir, 360 veces más que el genoma de los seres humanos. El reto es "asignarles funciones a todos ellos", aclaran los científicos. Algunos de esos microbios han evolucionado a la vez que las personas ayudándolas a sobrevivir y mejorando sus funciones vitales. Otros, por el contrario, están vinculados a enfermedades.
De momento, los investigadores han reducido la lista de “los más buscados” del microbioma a 119 bacterias que se encuentran presentes en al menos un 20% de los participantes en la investigación. Ahora darán prioridad al análisis de sus genomas para averiguar “sin son amigos o enemigos, si resisten a los antibióticos, si producen toxinas o moléculas que nos benefician…”, según ha explicado Ashlee Earl, otra de las responsables de este hito científico.
Fuente

17 junio 2012

El sentido del humor aumenta la productividad de los empleados

Ya se sabía pero queda confirmado, nuevos estudios demuestran que la risa puede lograr resultados asombrosos en las empresas.
La seriedad siempre se ha asociado a la profesionalidad, sin embargo, nuevos estudios ponen en entredicho esta impresión. Según los expertos, la falta de humor y risas en la oficina son el principal promotor del estrés laboral. Cuando reímos, ponemos en marcha unos cuatrocientos músculos, lo que equivale a unos 15 minutos de bicicleta. Los estudios han confirmado que, además de quemar calorías, reír ayuda a mejorar la perspectiva ante los problemas con el jefe y nos hace empleados más productivos.
No se trata de reírnos del jefe, eso incluso podría costarnos el puesto de trabajo. La cuestión está en poner en marcha el positivismo ante las adversidades, ahí está la clave.
Trabajar ha estado siempre asociado al esfuerzo. Sin embargo, en los tiempos que vivimos, contar con un empleo (cualquiera que sea) debe ser motivo para sonreír, lo demás son obstáculos que forman parte del camino hacia el éxito.
Una nueva investigación de la que hace eco Siobhan Hammond en el digital especializado Management-Issues confirma que la clave es volver al pasado.
De qué manera, es sencillo, durante la etapa infantil una persona puede llegar a reírse a diario unas 300 veces. En cambio, según los expertos, en la edad adulta lo hacemos menos de 80 veces al día.
La risa reduce la producción de hormonas que causan el estrés, por lo que la recomendación seria mantener vivo nuestro “niño /a” interior.
Perder el miedo al ridículo
La opinión de los otros, digamos lo que digamos, siempre nos ha importado más de lo necesario. Según Hammond, experta en lograr rendimiento y productividad en empresas de alto nivel, como empleados somos más bien serios en la oficina por dos grandes razones.
La primera: “Tenemos miedo a ser ridículos en el afán de ser positivos”, lo que podría poner en peligro nuestra posición profesional y el desarrollo de nuestra carrera dentro de la empresa.
En segundo lugar, históricamente la oficina se ha concebido como un espacio "exclusivamente para trabajar", además, empresarios y empleados tienen la opinión de que si el trabajo no se traduce en esfuerzo es porque no estamos trabajando lo suficientemente duro.
Para la experta, este estilo de pensar y de trabajar está ahora más que obsoleto. La investigación demuestra que la ausencia de la risa y el buen humor en el lugar de trabajo contribuye mucho al estrés laboral, una de las causas más comunes de las bajas por enfermedad a largo plazo en el Reino Unido en la actualidad, según el Instituto de Desarrollo de Personal Colegiado (CIPD según sus siglas en ingles).
Estas ausencias cuestan a la economía del Reino Unido alrededor de 8.4 billones de libras al año, más de 10 millones de euros.
Tampoco debemos irnos a los extremos, aconseja la estudiosa. Antes de pensar que en el humor y la risa están todas las respuestas a los desafíos relacionados con el trabajo, nos advierte: “El humor no siempre se ajusta a todas la organizaciones y mucho menos debe utilizarse como la salida rápida ante cualquier conflicto laboral”.
El humor y la risa, según Hammond, propician un ambiente en el que los empleados se sienten bienvenidos, cómodos y relajados. Esto entonces, naturalmente, inspira a la gente a expresarse.
Si el medio tiene esta naturaleza, solo habrá que asegurarse de que la línea entre el humor apropiado y el inapropiado no se crucen, algo que sólo puede evitarse mediante el uso del sentido común y una gestión eficaz como líder. El muy mentado límite entre la confianza y el abuso.
Adoptemos la risa como escudo
Además de relajar los músculos tensos, ayudar a perder calorías y controlar la presión de la sangre, reír hará que el resto perciba una imagen profesional distinta de nosotros mismos.
No por tener mejor semblante perdemos el respeto y la admiración del resto del personal. Por el contrario, puede que gane más seguidores dentro de su propio equipo y que su actitud positiva sea una de las cualidades que más se le admiren de su personalidad.
La forma en que trabajamos hoy en día ha tomado un giro dramático. Hammond asegura que estamos trabajando más tiempo y más duro que nunca y sin embargo seguimos manteniendo una visión de trabajo que se adapta mejor a la década de 1950.
“El trabajo ya no debe ser visto como ‘trabajo duro’ o como un ‘medio para un fin’ porque la verdad es que pasamos demasiado tiempo en nuestras oficinas para que sea sólo eso, es parte de nuestra rutina y una faceta más de nuestra vida, por lo que debemos aprender a sobrellevarla con entusiasmo”, apunta la experta.
Como líder al crear un ambiente donde el humor y la risa son aprobados positivamente dentro de la rutina laboral estará creando un ambiente de disfrute para el equipo. Es este disfrute el que a corto y mediano plazo va a crear una economía más productiva dentro de la empresa y una fuerza de trabajo más eficiente en dónde todos se sentirán más comprometidos con el negocio. Reírse es salud y ahora también productividad. Así que al mal tiempo buena cara.
Fuente