09 mayo 2012

Confirman que dormir mucho ayuda a mantenerse delgad@

Además de la reparación celular de los tejidos, la consolidación de la memoria y la liberación de hormonas, un nuevo estudio confirmó que dormir entre siete y nueve horas diarias ayuda a mantener el Indice de Masa Corporal en niveles favorables.
Un estudio publicado recientemente en la revista de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, Sleep, y desarrollado por investigadores de la Universidad de Washington, determinó que una buena forma de mantener el peso ideal es prolongar las horas de sueño.
Explicando que la metodología empleada fue estudiar los genes que juegan un papel en el riesgo que tiene una persona de ser obesa, el doctor Nathaniel Watson, coordinador del equipo, precisó que los investigadores estudiaron a mil 88 pares de gemelos tanto idénticos como no idénticos.
Como los gemelos comparten exactamente los mismos genes, demuestran sus diferencias de peso y metabolismo por factores ambientales y de comportamiento.
Aunque los principales factores de riesgo, por supuesto, son una dieta mala y la falta de ejercicio, los investigadores encontraron que en los sujetos que dormían menos de siete horas, la predisposición genética a un incremento en Indice de Masa Corporal (IMC) era dos veces más grande que en los que dormían más de nueve horas cada noche.
"Los resultados sugieren que el sueño corto ofrece un ambiente más conducente a la expresión de los genes vinculados a la obesidad (…) O podría ser que el sueño prolongado tiene un efecto protector al suprimir la expresión de los genes vinculados a la obesidad", afirmó Watson.
A su vez, también indicó que para una persona con predisposición a la obesidad, entre más duerme, menos importante se vuelve la genética en la determinación de su peso corporal.
Tras estas pruebas, los científicos estadounidenses indicaron que “al contrario de lo que se ha pensado durante mucho tiempo, dormir mucho parece ser una buena forma de proteger a la gente que tiene predisposición genética a la obesidad”.
Investigaciones realizadas anteriormente ya habían mostrado la importancia del sueño en los procesos biológicos y el riesgo de enfermedades como diabetes tipo 2 y obesidad. No obstante, las investigaciones se habían centrado en el impacto que tiene en una persona dormir poco o dormir con interrupciones.
Lo que diferenció esta investigación de las anteriores es que se reveló que hay factores mucho más complejos entre el sueño y los mecanismos biológicos que conducen a la obesidad, además de la reparación celular de los tejidos, la consolidación de tu memoria y la liberación de hormonas.
Según el doctor Watson, los ajetreados estilos de vida modernos sin duda han contribuido a la epidemia de obesidad en el mundo, pues “la sociedad moderna con su tecnología omnipresente a menudo puede causar un desajuste entre la necesidad de sueño y la realización del mismo”.
Fuente

3 comentarios:

  1. Holaaaaaa cómo estás?. Felicitarte por esta didáctica y bien detallada entrada. A partir de hoy, dormiré mucho, tengo fe, de que bajaré... eso espero... jajajajajajaja.
    Agradecerte la visita de hoy y decirte que me hiciste reir. Eran alternativas de solución, no de DIVORCIO. Jijijijjiji.
    Igual te dejo un abrazote grande, grande, desde Perú.

    ResponderEliminar
  2. Noticias como éstas dan alegría. Voy a tener que desestresarme para volver a dormir como solía hacerlo antes.
    ¡Abrazos y buenas noches que me voy a dormir!

    ResponderEliminar
  3. Mira mi niño a mi me da igual si engorda o adelgaza!!! ME ENCANTA DORMIR... La movida es que desde que tengo el blog y desde que is conozco duermo pokisimoooooo!!!! Jijijij muackkk ah te he dicho que tu blog es de mis preferidos!!! Nos cuentas cosas diferentes cada día... Bien explicadas no muy extensas lo que a mi me encanta!!! Muackkkkk

    ResponderEliminar