15 febrero 2012

Quienes viven en la casa de su suegra sufren impotencia, según estudio


El impacto que pueden tener las suegras sobre sus yernos va más allá de lo que suelen describir los chistes. De hecho, un grupo de sexólogos estadounidenses asegura que los hombres que viven en la misma casa con sus madres políticas son más propensos a sufrir problemas de potencia sexual, asi como desarreglos cardiovasculares.
El estudio, realizado por especialistas del Instituto de Morfología Humana de Michigan, refutó la hipótesis de que los problemas de salud de los hombres afectados se debía a una mala relación con su madre.
Los científicos creen que el cuerpo del hombre está genéticamente programado para no "aguantar" a la madre de la esposa.
Según ellos, se trata de un "sindrome de la suegra", derivado de un conflicto inconsciente entre dos personas dominantes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario