14 febrero 2012

No era magia era borrachera


El protagonista de la famosísima saga Harry Potter, el niño aprendiz de mago, ha confesado que durante el rodaje se presentó varias veces borracho en el plató y que bebía “diariamente”, lo que resultó siendo un problema para él.
“No voy a dar detalles, pero digo que estaba borracho cada día, bebía diariamente”, reconoce Daniel Radcliffe, el actor británico que encarnó al protagonista, en declaraciones a la revista Heat.
El joven héroe, que ahora tiene 22 años, aclara, no obstante, que "nunca bebía durante el rodaje", aunque recordó que en muchas escenas actuó estando borracho como una cuba.
Radcliffe alcanzó fama mundial en 2001 cuando tenía sólo 11 años con la primera entrega de la saga 'Harry Potter y la piedra filosofal', basada en las novelas de Joanne Rowling, que a lo largo de la pasada década se convirtieron en un fenómeno cultural para una generación entera.
Gracias a la heptología de Potter, llevada al cine en ocho películas, Radcliffe se convirtió en uno de los actores más ricos del mundo, con unos 77 millones de dólares en su cuenta corriente. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario