23 octubre 2011

¿Por qué la mayoría de los aparatos tecnológicos tienen voz femenina?


Para muchos de los usuarios del nuevo iPhone, la aplicación de reconocimiento de voz "Siri" es mucho más que una asistente virtual que te lleva la agenda, te ayuda encontrar restaurantes o te dice si va a llover o no.
Siri es también ella, sí, ella. Una voz de mujer.
Siri contesta con una voz medio humana medio cibernética, profunda, eficiente... y notablemente femenina (al menos en Estados Unidos y otros cuatro países. En Francia y Gran Bretaña, por ejemplo, Siri es masculino).
El caso es que la gente se refiere a la aplicación con pronombres femeninos y el tema de su género ha desatado gran interés en blogs y foros en Internet, donde se plantean preguntas insinuadoras para Siri como "¿Cómo vas vestida?" (La respuesta de Siri, "¿Por qué la gente no para de preguntarme eso?").
Todo este interés en torno a Siri suscita un interrogante más profundo: ¿Por qué tantos sistemas informáticos como los GPS o contestadores automáticos, por citar algunos, tienen voces de mujer?
Una de las respuestas podría estar en la biología. Estudios científicos demuestran que la voz femenina es en general más agradable que la masculina.
"Es más fácil encontrar una voz femenina que guste a todos que una masculina", explica el profesor de la Universidad de Stanford, Clifford Nass, autor del libro "The Man Who Lied to His Laptop: What Machines Teach Us About Human Relationships" (El hombre que mintió a su portátil: ¿qué nos enseñas las máquinas sobre las relaciones humanas?).
"Es un fenómeno muy establecido que el cerebro humano se desarrolla para que le gusten las voces femeninas", agrega.
Otra explicación la podemos encontrar en la historia. Según algunas fuentes, el uso de voces femeninas en aparatos de navegación se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando se utilizaban voces de mujer en las cabinas de los aviones porque destacaban más entre los pilotos hombres. Y tradicionalmente las operadoras de teléfonos han sido mujeres, por lo que la gente se acostumbró a recibir ayuda de voces femeninas.
Cuando las automotrices empezaron a utilizar voces automatizadas en sus vehículos ("Su puerta está abierta") hace algunas décadas, los estudios de mercado revelaron que la gente prefería por abrumadora mayoría voces femeninas a las masculinas, explica Tim Bajarin, un analista de Silicon Valley y presidente de Creative Strategies Inc.
Esta podría ser la explicación de por qué la mayoría de los sistemas de navegación GPS en el mercado tienen por defecto voz femenina. Una notable excepción ha sido Alemania, donde BMW se vio obligada a sacar la voz femenina de sus sistemas GPS de la Serie 5 a fines de los 90 tras recibir una avalancha de quejas de conductores que se negaban a recibir instrucciones de una mujer.
"Los estereotipos culturales están muy arraigados", comenta Nass, que cuenta la anécdota de BMW en su libro.
Cuando se trata de voces cibernéticas para aplicaciones de consumo, el sexo de la voz depende del servicio en cuestión. Así, por ejemplo, el sistema de transporte público de San Francisco (BART) utiliza voces más agudas porque son más fáciles de escuchar entre el traqueteo de sus trenes.
La empresa de aplicaciones de reconocimiento de voz Nuance, que tiene entre sus clientes a la automotriz Ford y al lector de libros electrónicos de Amazon, crea voces tanto masculinas como femeninas, y ya depende de cada cliente qué tipo de voz se adapta mejor a su producto, dice su director creativo Gary Clayton.
"A medida que estos productos se hacen más cotidianos, hay más oportunidades de personalización", agrega Brant Ward, a cargo de las tecnologías de habla avanzada de Nuance. "Podría hacer que una voz parecida a la de mi mujer me lea un mensaje de texto en el coche", dice.
Siri, la voz femenina del iPhone 4S, es fruto de cinco años de investigaciones financiadas por la agencia militar DARPA y dirigidas por SRI International, un instituto de investigación de la zona de San Francisco. Del proyecto investigador surgió una compañía, llamada Siri, que lanzó una aplicación de iPhone en febrero de 2010 y dos meses después fue adquirida por Apple.
La aplicación original, que utilizaba la tecnología de reconocimiento de voz de Nuance, también funcionaba con comandos de voz, pero no hablaba. Y tampoco tenía un género. De hecho, en un principio la aplicación se concibió con una voz neutral en mente, según Norman Winarsky, vicepresidente de SRI y co-fundador de Siri.
"Lo que hizo Apple fue brillante", comenta Winarsky, que considera la voz "el más natural de todos los interfaces humanos".
"Tomaron Siri y le dieron más personalidad", dice. "Es la primera inteligencia artificial en manos de millones de personas".
La vocera de Apple no quiso hacer comentarios sobre por qué la compañía optó por una voz femenina en Estados Unidos ni tampoco sobre por qué Siri habla con voz de hombre en Gran Bretaña, donde muchos usuarios han pedido en foros de Internet que se cambie a una voz femenina.
Muchos aparatos de GPS y programas de reconocimiento de voz ofrecen múltiples opciones de voz y según los expertos, Siri también tendrá esa posibilidad en un futuro. Pero ¿Quieres saber el sexo de tu pc?
entra aquí.
Fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario