16 septiembre 2011

Las bebidas gaseosas pueden hacerte viej@ antes de tiempo

Son riquísimas, refrescantes y l@s jóvenes las adoran …poniendo en riesgo su juventud. Les traigo malas noticias además de la diabetes:
Los científicos han advertido que las bebidas gaseosas pueden hacerte viejo antes de lo previsto.
El problema son los fosfatos que contienen muchas de estas bebidas, un aditamento que les confiere su sabor fuerte y picante, pero también mete en nuestro cuerpo un elemento nocivo que puede acelerar el envejecimiento.
Siento decir que también se agregan estos fosfatos a otros alimentos, como carnes procesadas, pasteles o panes, resultando igualmente dañinos para nuestra salud. En el estudio, por ejemplo, se encontró que la piel y los músculos se marchitaban, y que también podían ocasionar daños en el corazón y en los riñones.
Este estudio es el último de muchos otros que han mostrado su preocupación por la seguridad alimentaria de las sodas y zumos con gas, unas bebidas de consumo masivo en todo el mundo.
Según algunos estudios, sólo dos latas a la semana son suficientes para que aumente el riesgo de padecer de huesos frágiles, cáncer pancreático, debilidad muscular o parálisis.
Los seres humanos necesitan una dieta saludable y mantener el equilibrio de fosfato en la dieta puede ser importantes para una vida saludable y longeva. Evite el fosfato y podrá disfrutar de una vida saludable.
La bebida de cola puede provocar pérdida ósea
Según algunos otros estudios, bastan dos latas a la semana para aumentar el riesgo de padecer de huesos frágiles, cáncer pancreático, debilidad muscular o parálisis.
Nuestro esqueleto podría resentirse ingieriendo bebidas gaseosas de cola, según afirman unos investigadores de la Tufts University. En concreto, hallaron que las mujeres que bebieron tres o cuatro de estos refrescos al día tenían casi cuatro por ciento menor densidad mineral ósea en la cadera.
Los científicos todavía no saben explicar qué es lo que provoca tal pérdida ósea, y siguen investigando al respecto. Aunque sospechan del ácido fosfórico, un mineral que se encuentra en los refrescos que también da a la bebida su sabor fuerte y picante, según detalla el estudio, publicado en la revista General Dentistry.
La cafeína es otro de ingredientes los sospechosos, debido a que interfiere con la absorción de calcio y es diurética, por lo que no sólo elimina agua, sino otros minerales con ésta, como el calcio.
Los expertos no prohiben que sigas disfrutando de tus refrescos de cola, pero recomiendan no abusar de ellos. Una idea es reducir el consumo de café, sustituir uno de los refrescos del día por un vaso de leche o por un zumo de frutas enriquecido en calcio o vitamina D o, por ejemplo, enriquecer sopas y batidos con leche en polvo. Y no olvidar el ejercicio, introduciendo algunos ejercicios de resistencia cuando se alcance una buena forma física.
Consumir gaseosas también aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardiaco
El consumo de bebidas azucaradas aumentaría el riesgo cardiaco y sería el culpable de un tipo de diabetes. Según un estudio divulgado hoy por la Universidad de Miami , incrementa los riesgos de sufrir infartos y derrames cerebrales.
Ingerir este tipo de bebidas azucaradas se convirtió en un hábito tan común, mucho mayor que tomar agua pura. Lo cual ha contribuido al incremento de enfermedades como la diabetes mellitus y las del corazón.
Científicos basan sus declaraciones en una investigación que hicieron al analizar a 2,564 personas en Manhattan, el resultado fue que aquellas que señalaron preferir el consumo de bebidas gaseosas dietéticas tenían 61% más probabilidades de tener accidentes cardiovasculares, que los que no las toman.
El problema de las bebidas gaseosas es el exceso de calorías que se añaden a la dieta. Una sola gaseosa puede tener más de las 150 calorías diarias que se consideran deben ser consumidas por persona. Además del aumento de la presión arterial que está directamente relacionada con los accidentes cardiovasculares.
Según este programa, el aumento en el consumo de este tipo de bebida entre los años 1990 y 2000 favoreció la aparición de 130,000 nuevos casos de diabetes, 14,000 nuevos casos de cardiopatía isquémica y 50,000 años de vida agregados con una enfermedad coronaria a lo largo de esa década.
Otros estudios han señalado a las bebidas gaseosas como responsables de la obesidad y las isquemias cerebrales.
"Si nuestros resultados se confirman con futuros estudios, entonces esto sugeriría que las bebidas gaseosas de dieta pueden no ser un óptimo sustituto de las bebidas endulzadas con azúcares para la protección de problemas cardiovasculares", señaló Gardener, profesora de Epidemiología de la facultad de Miami.
Los investigadores aseguran que es primordial controlar el consumo y la mejor manera de hacerlo, no es suspenderla del todo, sino bajar su consumo a la mitad la primera semana y así sucesivamente hasta llegar a consumir solo cuatro vasos en 15 días.
Fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario