Cargando...

01 marzo 2011

Las muñecas inflables +18

E aquí la historia de estas chicas de hule,desde las muñecas inflables hasta las Real Doll casi perfectas, esta entrada también tiene una gran colección de imágenes sobre estas muñecas que por ser casi reales son exclusivamente para mayores de 18 años.Puede tardar en cargar...
Se puede decir que las creó Hitler durante la Segunda Guerra Mundial para que los soldados no contrajeran enfermedades. Todavía hoy pueden encontrarse ejemplares de estos “juguetes” para solitarios, insatisfechos o fetichistas. Las más caras son las Real Doll hiperrealista, de hasta 20 mil euros.
Nació en medio de la guerra pero se hizo para el amor. La muñeca inflable, ese singular “juguete” que supo convertirse en una incondicional compañía algunos, ya tiene más de 65 años.
Y el padre de esta compañera fue nada más y nada menos que Adolf Hitler, según consigna en su portal de Internet el diario español La Voz de Galicia. El dictador alemán la encargó al médico Danes Olen Nauseen durante la Segunda Guerra Mundial, con el propósito de que sus soldados la utilizaran para saciar sus necesidades sexuales y prevenir así el contagio de enfermedades y la degradación de la especie al mezclarse con otras razas.
Como era de esperar, Hitler pidió expresamente que la muñeca esté inspirada en una mujer de raza aria y tenga una figura atlética, ojos azules, pelo rubio y piel blanca.
Sin embargo, en estos más de 65 años, esta compañera de plástico ha adoptado diferentes formas y colores y también evolucionó su precio.
Las más caras son las Real Doll hiperrealista, con esqueleto y textura similar a la humana, pelo natural, punto G y capacidad de sudar.
De la antigua Red face muñeca inflable a la Real Doll, han recorrido un largo camino estas muchachas de hule. Ahora las muñecas parecen mujeres de verdad y están cada vez más reales.
Producidas, sobre todo, en Estados Unidos y Japón, son tan reales que están maquilladas, vestidas y acicaladas como mujeres de carne y hueso.
Uno de los operarios de la factoría Real Doll, lo sabe. Su trabajo consiste en colocar cuidadosamente los labios de la vagina a muñecas sexuales de silicona. Uno tras otro. Con meticulosidad de cirujano. Junto a él, otros compañeros se encargan de calibrar los pechos, comprobar el orificio anal y supervisar la suavidad del pelo.
La piel, similar a la humana, y los esqueletos articulados se consiguen gracias a la tecnología de los efectos especiales de Hollywood, y la silicona se convierte en material estrella por su capacidad para alongar un 300% y soportar el ardor más apasionado: hasta los excesivos 148 grados Celsius que se llegan a alcanzar.
Las primeras y rudimentarias amantes surgieron para aliviar a la tripulación de los submarinos japoneses en la Primera Guerra Mundial.
Hoy se encargan a medida, con la altura, y el tamaño que te convenga y el color de pelo que te guste. Las hay hasta con cabezas intercambiables, por si quieres creer que cada día estás con una chica diferente. Eso sí, prepara la cartera, porque pueden llegar a costar más de 4.000 euros.
Origen 2:
La historia de las muñecas inflables, el juguete sexual para hombres por excelencia, se remonta a la 1ra Guerra Mundial. El objeto con forma femenina servía para que los marinos japoneses no se sintieran tan solos durante sus largas misiones.
Las formas más evolucionadas de las muñecas fueron primeramente desarrolladas en Japón y Alemania durante los finales de la década de 1930 y comienzos de la década de 1940. La muñeca 'Bild Lilli' fue a mediados de los años 50 una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es reputado por haber inspirado a Ruth Handler para hacer la primera muñeca Barbie.
Medio siglo después, a mediados de los 90, comenzaron a ser comercializadas las 'Real Dolls'. El éxito de esta nueva versión de la muñeca inflable (que no se infla) ha llevado a otros a tratar de entrar al mercado de muñecas de alta calidad, normalmente usando materiales nuevos.
El pedazo de plástico inflado con tres agujeros ha sido reemplazado por auténticas imitaciones de mujeres realmente explosivas.
En Japón, país que acoge la mayor industria de ‘maniquíes sexuales’, se encargan a gusto del consumidor, que en muchas ocasiones coincide con muñecas a imagen y semejanza de sus estrellas porno nacionales.
Rasgos orientales aparte, USA también se ha apuntado al negocio del sexo material con ‘babys’ occidentales y la demanda es tal que no deja de haber nuevos modelos listos para próximos lanzamientos.
La empresa Real Doll, ofrece la posibilidad de que el consumidor elija entre las 16 caras que oferta para conjuntarlas con uno de los 10 cuerpos de los que dispone.
Eso no es todo, Real Dolls, también ofrece modelos másculinos y hasta muñecas travestis.
Estos maniquíes tienen pelo natural y un tacto casi humano. Están hechas con una estructura totalmente articulada que permite un posicionamiento anatómico mucho más amplio que las muñecas de toda la vida; hieráticas y aburridas.
Hechas de silicona, su carne parece auténtica. Tienen una textura muy suave y son elásticas, permitiendo que sus cuerpos se alarguen más del 300%. Resistentes tanto al agua como al calor, tienen una larga vida útil -aunque no hace falta adquirirlas para siempre: pueden alquilarse- y siempre están disponibles.
Aun así, todavía queda mucho que mejorar en el mundo de las sex-dolls. Toda esta perfección creada con la última tecnología será superada en breve de manos del ingeniero alemán Michael Arriman, que está ultimando un androide femenino capaz de responder a estímulos sensoriales.
Por mucho tiempo un término de marineros, era “dama de viaje”, o “dame de voyage” en español y francés respectivamente, denominando a una muñeca femenina hecha de tela cosida y utilizado por los marineros a bordo del barco. Fueron primeramente desarrolladas en su forma moderna en Japón y Alemania durante los finales de la década de 1930 y comienzos de la década de 1940 - en Alemania como parte del proyecto del ejército ‘Model Borghild’, y en Japón para el uso en submarinos navales. En ambos casos, el objetivo debía ser dar alivio sexual a hombres limitados en un ambiente totalmente masculino. La muñeca ‘Bild Lilli’ fue a mediados de los años cincuenta una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es reputado por haber inspirado a Ruth Handler para hacer la primera muñeca Barbie.
Viendo a cualquiera de estas muñecas realistas de silicona uno se da cuenta de los avances que ha dado la ciencia en las últimas décadas, sobre todo si la comparamos con la tradicional muñeca hinchable.
El unico defecto de esta nueva era de muñecas realistas es su alto precio, aunque si uno es aficionado a la prostitución y echa cuentas lo mismo le sale más económico tener una de estas bellezas en casa, además no protesta y te deja cambiarla de postura sin coste adicional.
Aunque en realidad las personas que adquieren este tipo de muñecas no siempre son para mantener relaciones sexuales, de hecho diseñadores, fotógrafos, estilistas y coleccionistas también son potenciales compradores de este tipo de productos.Incluso yo me compraria una de adorno pues son preciosas  xD
En la última edición del festival Venus de Berlín tuvimos ocasión de ver las muñecas creadas por Mechadoll, una empresa alemana fundada hace algunos años y que se dedica a desarrollar su propia tecnología en el campo de la robótica.
Ya hace un par de años sorprendieron con sus primeros prototipos de la muñeca Leeloo. Hoy en día cuentan con un catálogo variado de muñecas, todas esculpidas por Yves Becker y que suelen medir entre 1,65m y 1,70m y un peso de entre 42 y 46 kg.
Algunas de sus ventajas:
No sufren de jaqueca
Un conocido abogado penalista de la ciudad, sostiene que “lo que más me gusta de estas muñecas de placer es que no sufren jaquecas, no reclaman por nada, no discuten sobre negocios o amistades, no celan, no gritan, no les da la regla, no se quejan cuando se les hace el amor por vía anal y soportan todos mis arrebatos lujuriosos”
Dama de Compañía
Juan, un marinero que empezó en la Armada Colombiana y luego pasó a compañías transatlánticas, recuerda que en sus viajes, muchos de sus compañeros llevaban sus damas de viaje y él tenía la suya a la que llamaba “Mi dama dulce de compañía”, a la que conocí gracias a un amigo gringo que viajaba en un submarino y era para ellos obligado tenerlas en las profundidades pero más pronto que tarde salieron a superficie.
No gasta dinero
Carlos, un empresario de Santa Marta, en una conversación de amigos, reveló que tiene su “Vivian, muñeca moderna muy realista en su fisonomía, su cuerpo, sus órganos oral y genitales, y decidí tenerla porque no se gasta mi dinero, no exige joyas ni clubes, ni carro, no usa mi tarjetas débito o crédito, nunca tiene dolor de cabeza, no queda preñada, no le viene sangre, no necesita anticonceptivos ni preservativos, no reclama el tener niños, escucha todo lo que le digo, no revela mis secretos, satisface mis fantasías plenamente y me permite descargar todos mis deseos”,
Nunca me traicionará
Lo bueno de Andra, mi adorable muñeca es que no se envejece, siempre está acostada y disponible y nunca me traicionará. Con ella puedo vivir en cualquier condición: con luz, sin luz, en un palacio o en una pieza alquilada y el amor no saldrá nunca volando por la ventana cuando llegue el hambre pues ella no padece de eso ni se enamora de otro, ni se decepciona de mí”, quien esto nos confiesa es Julián un ingeniero que vivió en Europa, donde tres decepciones de amor casi lo llevan a acabar con su vida. Viajando descubrió a Andra y ella lo ha seguido silenciosa por sus periplos laborales o de placer: “siempre me la llevo conmigo, jamás la dejo, se merece ir a mi lado eternamente y espero que me entierren con ella. Es la mejor mujer del mundo y no me ha decepcionado ni me decepcionará como lo hicieron las otras”
Me sentí haciéndole el amor a una muerta
Julio, un boyacense que vivió en Estados Unidos, Europa y Medio Oriente,reconoce que “no hace mucho, en un arranque de soledad me compré una muñeca carísima, que se llevó parte de mis ahorros, me la llevaron en una caja grande pues tenía cerca de un metro con setenta centímetros de alto, tenía muchas ventajas y era bellísima. Estaba tan ansioso de tener sexo seguro que la desvestí y tuve contacto con ella y me descargué, pero después me entró un sentimiento de culpa hasta tal punto que al regresar a Colombia tuve que ir a donde un psicólogo pues sentía que había hecho el amor a una muerta y la muñeca me daba miedo volver a descubrirla y la dejé abandonada, una noche en una carretera japonesa pues me daba pena salir a venderla y creía que en cualquier momento se iba a levantar contra mí como la novia de Chuky… ¡Ustedes no tienen idea de lo que he llegado a sentir por ese episodio de mi vida, en que me sentí un depravado…”
No se enferma
Felipe, un médico especialista en enfermedades de la piel, es Bogotano, considera que el mundo ha avanzado mucho y pone como ejemplo la muñeca japonesa de silicona, látex o vinilo, cuerpo sobre esqueleto metálico, muy parecida a una mujer real, con rasgos, pelo natural, orificios oral, genital y anal casi iguales a la realidad, muy distantes de las viejas de plástico, boca abierta y rasgos exagerados. Con una ventaja que no se enferman, ni se pinchan y sus reparaciones son simples y pueden hacerse siguiendo los manuales. Hay muchas firmas hoy trabajando muñecas de placer con el cuerpo y el rostro de famosas actrices porno y lo más interesante de todo es que la gente pueda adquirir la muñeca con el pelo, los ojos, el color de piel, y con el vestuario que el adquirente desee. Esto es una maravilla. Ya se puede comprar la muñeca que uno quiera por Internet… le llega a la casa y a disfrutarla”
Me parece bueno que no hablen nada
Lulián, es un antioqueño que vive en Estados Unidos, se declara un coleccionista de muñecas de placer, pero dice que le parece jarto que no hablen, por eso “he hecho grabar voces femeninas que digan cosas estimulantes y con el control remoto prendo el audio. Es la única manera de sentir que son una compañía más real, pero de todas formas una mujer silenciosa no existe y si existiera no sería de este mundo”
 
No requiero sacarla a bailar
“Tengo cuatro años de haber comprado mi muñeca durante una feria de sex shops en Europa, es relativamente moderna y muy linda, toca tenerla en el closet porque la gente es muy curiosa. Al comienzo la tenía en la sala como un adorno en el sofá, pero los familiares, amigos y la misma muchacha del servicio hacían preguntas imprudentes, así que desocupé un ala del closet y la metí allí bajo llave. Es como un tesoro para mí, pero no me gusta que no puedo sacarla a bailar. Es un asunto de cuidar la imagen y yo soy un ejecutivo que me debo a mi empresa y a mis clientes”, confiesa Juan Pablo, un manizalita que reside medio año en Barranquilla y otro medio año en Bogotá por razones de trabajo.
Piensan y dicen que soy un depravado
“Hace dos o tres años cuando compré la muñeca se la mostré a algunos amigos que me insistían en que me casara y en que demostrara con el matrimonio que yo no era gay. Cuando vieron la muñeca y todas las opciones de disfrute sexual con ella, empezaron a circular el rumor de que yo era un depravado, hasta el punto que dañaron un noviazgo que empezaba a medio nacer con una vecina. Hoy no me importa y creo que lo han olvidado, pero no les daré el gusto de verme casado, pues no nací para el matrimonio ni para tener familia”, argumenta Antonio, jefe de mercadeo de un laboratorio en Medellín.
Me gusta que no se envejecen
“Una de las ventajas de las muñecas sexuales es que no se ponen viejas y uno las viste y las maquilla como uno quiere. Yo he aprendido a maquillarlas y hasta hice un curso vía Internet sobre maquillaje y yo mismo voy y le escojo la lencería y la ropa que les pongo y que las hace ver diferentes y dsitinguidas”, explica Delimiro, un organizador de eventos de Pereira que accedió a hablar sobre el tema.
La rigidez social lleva a buscar a las muñecas
Roberto, un psiquiatra que pidió reservar su nombre indicó que en los países desarrollados “un piropo a una mujer en la calle te puede costar la cárcel o multas. La mujer y el hombre cada vez están más aislados y más llenos de prohibiciones, en sociedades que parecen libres. En Latinoamérica todavía podemos cortejar en muchas ciudades a las mujeres y ellas sonríen y ligan con uno, estableciendo lazos de amistad o de noviazgo o de simple sexo. Sin embargo, los hombres empiezan a sentirse solos o abrumados por los altos costos de salir con una mujer o de estar con ella y las exigencias que ello implica, entonces prefieren comprarse su muñeca y se ahorran contagios de enfermedades venéreas y el tener que pasar por los noes propios de todos los tiempos de las mujeres que desean y se cubren con una coraza. No es desde luego una cosa normal, pero es que toda la sociedad está enferma. La sociedad está mórbida”.
Prostitución de muñecas
Gabriela una Trabajadora Social que trabajó para una compañía japonesa sostiene que conoce de primera mano que en las grandes ciudades japonesas ya se ha montado el negocio de la prostitución de muñecas, las que son alquiladas por días, semanas o meses para el disfrute de los hombres que las prefieren a las de carne y hueso, la cosa es de tal magnitud que hay empresarios que alquilan muñecas sexuales y que han abandonado el negocio de la prostitución femenina pues con las muñecas tienen la ventaja de que estas no reclaman salario, son incansables, no necesitan vacaciones y aguantan todo el trajín sexual que se les imponga.
Con movimientos y lubricación
Estos robots sexuales muy parecidos a mujeres reales, ya están siendo fabricados de tal forma que besan, imitan respiración agitada, se excitan, mueven la pelvis, besan, responden a estímulos sensoriales, aumentan su temperatura corporal durante el acto sexual y tienen fuentes de lubricación artificial, pudiendo hacer uso de sus tres orificios, incluso algunos con bombas succionadoras.
Una vieja historia
Hace más de tres mil años el ser humano utiliza elementos sexuales de complacencia. Se tienen datos de consoladores egipcios y romanos de madera, cuero o velas. Hubo muñecas hechas con paja, que al paso de los milenios dieron lugar a las chicas de plástico, las de látex y las de silicona o vinilo con estructura ósea hecha en PVC o en metal y las otras de gel elástico.
Las Sex Doll
Según Wikipedia, “las muñecas sexuales inflables, sex doll o love doll es un tipo de juguete sexual, que emula el tamaño y forma del cuerpo de una pareja sexual usualmente de forma humana (casi siempre con características femeninas: También las hay con características masculinas para hombres gay y con características de alienígena para fanáticos de la ciencia ficción) para actos sexuales simulados y como asistente durante la masturbación. La sex doll puede consistir de un cuerpo entero con la cara, o solamente la parte pélvica, con las aperturas (vagina, el ano, la boca) para la cópula. Las aperturas vibran a veces y pueden ser movibles o intercambiables. El uso de munecas sexuales no está restringido solo a los humanos, sino que también esta disponible para animales domésticos por varias razones”.Hay para perritos pero eso ya es chiste viejo.
Un proyecto del ejército alemán
Sigue diciendo Wikipedia que “Por mucho tiempo un término de marineros, era "dama de viaje", o "dame de voyage" en español y francés respectivamente, denominando a una muñeca femenina hecha de tela cosida y utilizado por los marineros a bordo del barco. Fueron primeramente desarrolladas en su forma moderna en Japón y Alemania durante los finales de la década de 1930 y comienzos de la década de 1940 - en Alemania como parte del proyecto del ejército 'Model Borghild', y en Japón para el uso en submarinos navales. En ambos casos, el objetivo debía ser dar alivio sexual a hombres limitados en un ambiente totalmente masculino. La muñeca 'Bild Lilli' fue a mediados de los años cincuenta una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es reputado por haber inspirado a Ruth Handler para hacer la primera muñeca Barbie”.
Pasando la Aduana
El relato de Wikipedia tiene un aspecto interesante que vale la pena transcribir “En 1982 un intento de importar un embarque de muñecas sexuales a Britania tuvo la consecuencia no intencional de levantar todas las prohibiciones para importar artículos "obscenos o indecentes" que arrivaran del resto de Europa. Cuando las muñecas fueron confiscadas por trabajadores de la Aduana Inglesa, David Sullivan de Conegate, LTD llevo el caso hasta la Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y ganó en 1987.[1] Britania se vio forzada a levantar sus astringentes prohibiciones de importación que databan desde 1876, porque de no haberlo hecho habría constituido una barrera arbitraria al libre comercio bajo los términos de el Tratado de Roma”.
Robots sexuales
Los continuos avances dentro de la robótica permiten que los robots sexuales son manufacturados y puestos a la venta, cumpliéndose lo que señaló Henrik Christensen al periódico Sunday Times del Reino Unido: “"la gente estará teniendo sexo con robots dentro de los próximos cinco años."
Quizá algún católico extremo llame locos a quienes optan por las muñecas pero al menos estos no tendrán sida. Por mi parte prefiero a una mujer real y tu?

Real Dolls imágenes:
 

















































 














































































































































































































 

 














































video

video

13 comentarios:

  1. Jaja pues yo he encontrado donde las venden: http://www.sexdollshop.urbecom.com

    ResponderEliminar
  2. Hasta dan ganas de mandar a hacer una con la fisonomía de tu "amor platónico" o tus amigas que no aflojan. Si Platón viviera su filosofía tal vez sería otra

    ResponderEliminar
  3. esta en venta cuanto esta en el peru se vende

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo a Anna Mae la muñeca con el pelo rosa,ojos de anime y pechos grandes de Real Doll,cada semana estoy en la cama con ella,haciendo el amor dos veces,y nunca me he quedado decepcionado con ella,es una buena compañera de cama,y veo series de anime con ella en la cama,es muy complaciente no se enferma y posee muy bajo coste de mantenimiento,es articulada y versatil para las posturas

    ResponderEliminar
  5. concretamente es esta muñeca
    http://www.real-doll.ch/liebespuppe-annamae.php,suelo usar la postura encima de ella,para comenzar y para acabar ella encima mio,otros dias lo hago sentada en una silla y en el sofa,procuro que sea lo mas natural el coito con ella,suelo vestirla con bikinis a ella y yo suelo ponerme tanga de baño para la sesion,tiene la vulva rasurada y los pechos grandes

    ResponderEliminar
  6. me gustaria saber si alguien sabe donde las puedo comprar aqui en colombia? mi correo es vitoreli08@hotmail.com gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquy tienes una pagina que las vende y tambien puedes participar en un Sorteo para poder ganar uno

      Eliminar
    2. Kierouna peronosedonde lasbenden

      Eliminar
  7. el correo es vitoreli08@hotmail al final de vitoreli es cero 8, aclaro por que se ve como una o el cero jejeje gracias...

    ResponderEliminar
  8. Las muñecas inflables en este mundo moderno son preferibles a ser empleadas,que despuesestarnos quejando de tener violaciones que lamentar.....a veces nosotros los hombres andamos con las hormonas desde que nos levamtamos a 100 x hora y por mas deporte que hagamos, el muñeco, a veces no hace caso; y la mujer, a veces se queja de su clasico dolor de cabeza. Y bueno considero que para no serles infieles y evitar traer enfermedades a casa.....una buena alternativa seria una de estas nenas de silicona ......no creen...???
    Yo nunca emplee hasta la fecha ninguna,pero no descarto la posibilidad mas adelante cuando quede viudo y viva lejos de la ciudad je,je,je,je.....viejo verde me diran....aunque deberian decirme : Ahi viene el viejo goma : )

    ResponderEliminar
  9. en panama donde la venden,todos los dias le haria el sexo ummmm

    ResponderEliminar
  10. Son muy reales estoy sorprendido. 0_O

    ResponderEliminar