17 septiembre 2010

El origen humilde de las estrellas

Actores de la talla de Jennifer Aniston o Brad Pitt tuvieron que luchar muy duro para llegar a lo más alto.
Viendo a Jennifer Aniston a uno le cuesta imaginar que la actriz tuvo que sufrir de lo lindo para llegar a convertirse en una de las estrellas más codiciadas del momento. En la actualizad, la actriz luce un look espectacular y muy cuidado, su peinado es imitado por millones de mujeres y hay quien daría lo que fuera por parecerse a ella.
A sus 40 años, Aniston no deja de trabajar, pero para llegar a ser lo que es, la protagonista de 'Friends' ha tenido que hacer muchos trabajos. La actriz ha confesado a la web Parade.com que en sus inicios se vio obligada a fregar baños, pues apenas tenía dinero para subsistir mientras iba de casting en casting en busca de una oportunidad. Su familia era muy humilde y no la pudieron ayudar económicamente para cumplir su sueño. A pesar de ello, Jennifer dice haber sido muy feliz: "Crecí sin nada de dinero", dijo. "Ahorraba dinero limpiando baños. Y era bastante buena en eso", confesó al portal de internet. "Estaba contenta con mi vida. Siempre disfruté mucho de lo que hice".
Ahora su cuenta rebosa millones de dólares, pero ella confiesa que sigue siendo la misma de siempre:"Es mi cuenta bancaria la que ha cambiado".
Su ex marido, Brad Pitt, también tuvo unos orígenes similares. Brad Pitt empezó a estudiar Publicidad y Diseño gráfico pero antes de graduarse se dio cuenta de que quería ser actor y no terminó sus estudios.
Dispuesto a intentarlo, Pitt no dudó en mudarse a Los Ángeles con sólo un puñado de dólares en el bolsillo. Mientras intentaba conseguir sus primeros papeles, el protagonista de "Malditos Bastardos" hizo de todo para mantenerse: desde lavar platos, hasta conducir limusinas, pasando por ser camarero, guarda nocturno o, incluso, vestirse de pollo como reclamo de un restaurante.
Ahora, Brad Pitt es uno de los actores más codiciados del momento, tiene una familia que es la envida del mundo entero y una de las mujeres más sexys del universo, Angelina Jolie. ¿Alguien duda de que los sueños se cumplan?
Harrison Ford siempre quiso ser actor, aunque sus primeros intentos no dieron su fruto. Como era un manitas, decidió ganarse el pan siendo carpintero. Cuando hacía sus 'chapuzas' en los decorados de una película, un amigo que buscaba un sustituto le consiguió una breve audición con el director George Lucas. El cineasta decidió contratarlo para dar vida a Han Solo en "La guerra de las galaxias". De ahí, pasó a convertirse en el actor mejor pagado del mundo en la década de los 80.
La lista de estrellas que se vieron obligados a trabajar en cualquier cosa para sobrevivir es interminable, empezando por Vince Vaugh (teleoperador), pasando por Denzel Washington (ayudante de barrendero), Sean Connery (albañil, socorrista y repartidor de leche) o George Clooney (dependiente), y terminando por Mel Gibson (cocinero y peón) o Tom Cruise (camarero y vendedor de helados).
Tampoco nos podemos olvidar de Sylvester Stallone o Arnold Schwarzenegger quienes antes de ser los tipos más duros del mundo del celuloide mostraron todos sus encantos en películas eróticas.Así que opinión tienes de la vida?
Fuente: La flecha.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario